Tecnología

Así se comportarán las redes sociales en 2022

Mientras esperamos el inicio del metaverso, estas tendencias se impondrán en las plataformas digitales.

¿Sabías que el año pasado la cantante Ariana Grande dio un concierto desde su avatar para los usuarios de Fortnite al que asistieron 78 millones de seguidores? ¿Y que la marca Gucci estrenó su Gucci Garden en la plataforma de videojuegos Roblox, permitiendo a los usuarios convertirse en maniquíes que absorbían elementos de una exposición que al final se convertía en una creación de la marca?

Para quienes tenemos un dispositivo enfrente ya no resulta sorprendente que internet y las redes sociales estén cambiando nuestros hábitos, que las mismas hayan adquirido una nueva dimensión y que a finales del año pasado recibiéramos la noticia de que estaban migrando a un superuniverso virtual sin fronteras, un metaverso como lo han definido, en el que todos seríamos representados por avatares pixelados que nos abrirían una nueva ventana de posibilidades y hasta habilidades.

Y aunque es indudable que esto sigue evolucionando, lo cierto es que para ver esa tierra prometida en su máxima dimensión aún falta esperar cómo se termina de construir ese nuevo mundo al que todos queremos ir, aunque eso nos cause nuevas preocupaciones e interrogantes.

Durante este año, veremos muchas otras tendencias que buscarán imponerse e impactar en la forma en que usamos las plataformas, por lo que hemos querido adelantarte algunas de estas tendencias para 2022…

Reina el video corto

Los bailes en Tik Tok han entusiasmado incluso a las generaciones mayores.

La aplicación Vine ya lo había mostrado, pero desapareció en el 2017. La herencia del video corto estuvo brincando entre Snapchat, Instagram y TikTok, hasta que el confinamiento por la pandemia perpetuó su uso por lo que este, definitivamente, será el año del video en las redes sociales.

No resulta extraño saber que, por segundo año consecutivo, TikTok fue la aplicación más descargada en los celulares tanto de iOS como Android, lo que demuestra el interés de los usuarios por contenido breve, entretenido y fácil de compartir en cualquier plataforma.

Además, ya estamos viendo los reels de Instagram y los shorts de Youtube tomar su propio lugar dentro de esta carrera. El director de Instagram, Adam Mosseri, dijo a finales del año pasado en un video que compartió en las redes sociales: “Redoblaremos nuestro enfoque en video, ya no somos solo una aplicación para compartir fotos, y consolidaremos todos nuestros formatos de video alrededor de Reels y continuaremos haciendo crecer ese producto”. No por casualidad la compañía de procesadores Qualcomm pronosticó que, para el 2022, el 82% del tráfico de internet será video. Por como van las cosas es muy fácil creerles.

Más audio

La influencia que han tenido los podcasts desde el inicio de la pandemia es algo que no podemos obviar. Tampoco podemos quitarle mérito a Spotify como difusor de contenido audible, porque su plataforma permitió que el contenido pueda ser escuchado por todos en todo momento.

Los podcasts se pueden grabar desde casa con una computadora y promover desde las redes sociales.

Lo que indican las tendencias es que durante este año estaremos escuchando más audio en vivo. El año pasado Clubhouse ganó gran notoriedad con su propuesta de salas con conversaciones de voz en tiempo real. Actualmente, acumula más de 10 millones de usuarios y dejó de exigir invitaciones para estar abierto para todos.

Casi con la misma fórmula, en mayo de 2021, Twitter habilitó Spaces, una opción que permite a los tuiteros con más de 600 seguidores abrir sus salas de audio en directo y, aunque empezó a usarse tímidamente, cada vez ha estado llamando más la atención de usuarios relevantes que se reúnen para conversar sobre los temas que les interesan.

La posibilidad de conversar en tiempo real, algo que estaba en deuda desde hace varios años, finalmente se le está ofreciendo a los usuarios, por lo que es probable que este año escuchemos más sobre esto.

Compras en redes sociales

Muchos emprendedores venden sus productos a través de las redes sociales y ofrecen a sus clientes la opción de pagarles por Yappy.

Otra tendencia que empujó la pandemia fue la compra directa en las redes sociales. Incluso quienes trabajábamos con estrategias de social media nos atrevíamos a decir que estas no eran un canal de venta directo, pero la situación obligó a cambiar todos estos modelos.

En el confinamiento llegamos a ver varios emprendimientos que usaron las redes como un canal de atención desde donde se pudo asegurar la venta usando pagos por transferencia bancaria o Yappy y sobrevivieron a la situación que fue complicada para muchas empresas.

Al darse cuenta de esto, las plataformas instalaron sus propios botones de compra. Comprar o Buy now ya están disponibles en Facebook e Instagram, lo que enseguida enlaza con un sitio web de compra. También se habilitaron las opciones de Tienda y Catálogo en estas plataformas para facilitar el acceso de los clientes al inventario de cada negocio.

El Global Consumer Survey Report 2021, de Astound Commerce, asegura que el comercio online usando redes sociales crecerá a un ritmo del 31.4% anual hasta 2027. Este mismo reporte identifica a Facebook como la plataforma principal para adquirir productos.

Contenido generado por el usuario

El marketing digital ha adoptado el término user generated content para referirse al contenido creado voluntariamente por las personas para las marcas porque está incluyéndose en las estrategias de comunicación online para ayudar a validar los servicios de las marcas frente a su comunidad de seguidores.

La variedad de contenido puede incluir fotos, videos, comentarios o reseñas y testimonios en blogs o sitios en los que se califica a las empresas, y consiguen crear mayor credibilidad y confianza que los generados por influencers, ya que se sienten más genuinos y orgánicos. Y es que, según la plataforma Stackla, el 90% de los consumidores asegura que la autenticidad es importante al momento de decidir cuál marca quieren apoyar o comprar.

Hemos visto ya muy buenos ejemplos de este tipo de contenido. Starbucks, por ejemplo, ha impulsado por varios años la campaña #WhiteCupContest con la que motiva a sus consumidores a dibujar sobre sus tazas blancas algún diseño artístico. Aunque algunos de estos diseños se eligieron para plasmarlos en tazas de cerámicas, la respuesta que recibió la marca fue positiva, masiva y complementan su posicionamiento en internet. Otro ejemplo exitoso es de la campaña #MyCalvins en la que los usuarios de internet compartieron en redes sociales fotos de su ropa de la marca Calvin Klein, que consiguió más de 300 mil respuestas.

Realidad aumentada

Ya para nadie es una sorpresa el uso de la realidad aumentada en las redes sociales. Sin embargo, no deja de asombrarnos la calidad que se ha alcanzado en usos tan triviales como las historias de Instagram o Snapchat.

Con realidad aumentada, una cliente decide qué traje y bolso quedarían mejor para sus compras.

La promesa del metaverso nos está llevando tan rápido y nuestra realidad está logrando robustecerse con todos estos adelantos y opciones. Hace poco vimos la manera en que Walmart implementó el uso de esta tecnología para control de inventario, ayudando a mejorar los tiempos en que se transportan las cajas desde la bodega a las salas de exhibición. Casos similares son los de Amazon y Sephora, quienes permiten a los usuarios ver cómo quedarían sus productos de tinte para el cabello y maquillaje, respectivamente, antes de comprarlos, utilizando aplicaciones similares a las que ya vemos en TikTok e Instagram. Adidas fue otra de las marcas que nos mostró cómo sacarle provecho a la realidad aumentada incluyendo en su tienda virtual una opción que nos permite ver cómo nos quedarían las zapatillas antes de comprarlas. Lo más interesante es que, aunque estos ejemplos tienen intenciones comerciales, los usuarios adoran compartir esos resultados en las redes sociales colaborando con la reputación digital de estas marcas.

Se estima que este año las iniciativas de realidad aumentada pueden generar ingresos de hasta $58.7 miles de millones en el mundo y que para el 2025 esta cifra puede alcanzar los $476.4 miles de millones, de acuerdo con el informe Seeing is believing. How virtual reality and augmented reality are transforming business and the economy, de PwC.

Inteligencia artificial

La inteligencia artificial es otra tecnología que logrará imponerse este año. En este caso hablamos de equipos y software con capacidad de aprender que resultan indispensables para las tareas como el servicio al cliente en las redes sociales.

Se trata de programas que pueden aprender a relacionarse en chats y otros programas de mensajería con humanos y tener una conversación totalmente coherente, ayudándoles a obtener las respuestas que necesitan.

En su estudio Global Marketing Trends Consumer Survey, Deloitte consultó a consumidores sobre la información que les resultó más útil para tomar decisiones de compra y descubrió que las ofertas oportunas y el servicio al cliente bien informado encabezaron la lista.

La empresa considera que, con estos datos, los especialistas pueden desarrollar estrategias que usen inteligencia artificial en el proceso de atención al cliente para satisfacerlos con la ayuda de máquinas.

Asegura la empresa que una experiencia como esta, que pueda lograr una armonía entre el lado humano de los centros de servicio al cliente y las capacidades de aprendizaje de una máquina, tendrá un mejor resultado final.

Según IDC, en este momento es una prioridad en las empresas la automatización de procesos, infraestructuras y seguridad. Actualmente, muchas de las grandes compañías utilizan algún tipo de inteligencia artificial para atender a los clientes y esto, para los consumidores, pasa desapercibido la mayoría de las veces, lo cual es un indicativo de que está dando resultado. La automatización en los canales de atención en redes sociales es algo que seguiremos viendo en 2022.

Activismo digital

Los consumidores de hoy utilizan las redes para denunciar lo que está mal en la sociedad.

Las plataformas digitales cambiaron el mundo y ese mundo seguirá cambiando de la mano de los intereses de los usuarios. Este año veremos a más empresas involucrarse con causas comunes a través de las redes sociales.

Los consumidores están respaldando a las marcas que se identifiquen con las luchas que les interesan y están empezando a exigirlo como parte de sus acciones de responsabilidad social. La obligación para las marcas en 2022 será escuchar más a su público e involucrarse.

En el Global Marketing Trends Consumer Survey, de Deloitte, queda claro que las personas son más fieles a las marcas que se comprometen con desigualdades sociales. El 57% de los consumidores se considera más leales a estas empresas.

Quaker Oats, sin miedo, decidió eliminar de sus productos la marca de pancakes Aunt Jemima, ya que enviaba un mensaje erróneo sobre los valores de la compañía. El logo de la marca estaba inspirado en Nancy Green, una mujer que fue esclava. Su decisión fue celebrada en las redes sociales, no solo por el cambio y los riesgos que representa, sino también por demostrar que es una empresa capaz de aprender y tomar acciones que no excluyan a ningún tipo de persona.

Las redes sociales serán un canal ideal para identificar las causas que nuestros consumidores reclaman, así como para manifestar como empresa nuestra empatía y solidaridad.

 

¿Qué es el metaverso?

El término metaverso (la unión de “meta”, que significa más allá, y “universo”) se propuso por primera vez en la novela de ciencia ficción Snow Crash, del escritor estadounidense Neal Stephenson, en el que describe un mundo paralelo que se aloja en el ciberespacio. Desde hace varios años se está haciendo referencia a este concepto, que está considerando como la evolución natural de internet. Se trata de una experiencia inmersiva con diversos niveles de realidad virtual, al que los usuarios podrán entrar y convivir en espacios virtuales con características novedosas, surreales y masivas. Los usuarios podrán sumergirse en estas experiencias utilizando equipos como lentes de realidad virtual y controles remotos, que les permitirán interactuar en este mundo paralelo virtual. La idea es coexistir en un mundo sin limitantes físicos o técnicos.

 

Fotos: @GettyImages

 

Artículo anterior

Revive esa añorada tradición

Próximo artículo

¡Que viva el rock!

Dionisio Guerra

Dionisio Guerra es periodista, escritor y consultor de comunicación digital. Desde el 2010 escribe sobre tecnología en su blog www.teclaatecla.com. Es el organizador del Social Media Day Panamá desde hace 12 años, un evento sobre redes sociales e internet. En redes sociales es @DionisioGuerra