Viajes

Las calles más coloridas de Europa

Lo invitamos a dar un recorrido por hermosas y llamativas calles del Viejo Continente.

 

Europa es un continente rico en historia, tradiciones, gastronomía y formas de ver el mundo. Algunas partes de Europa —específicamente algunas calles y pasadizos— cuentan historias increíbles y recuerdan momentos asombrosos que cambiaron el curso de la humanidad.

Las calles más hermosas de este pequeño continente no son solamente la Gran Vía de Madrid, los Campos Elíseos de París o el Oxford Street de Londres. Las calles más hermosas son aquellas que hay que buscar y donde se esconde la historia y el arte más espectacular. He aquí algunas de ellas.

Nerudova. Praga, República Checa
Praga es una ciudad alucinante, y la calle Nerudova es de ensueño. La cantidad de símbolos y colores en sus fachadas no son casualidad: se utilizaban cerca de los años de 1770 para identificar las casas, cuando no había números en las calles. Estos hogares pertenecían a personas de la alta sociedad y mercaderes exitosos, quienes se esforzaron en hacer de esta calle una de las más bellas posibles. La calle mira al castillo de la ciudad y en ella hay cafés, bares y restaurantes.

Colmar. Alsacia, Francia
Ya he escrito antes sobre Colmar y su maravilloso mercadillo navideño y de cómo la ciudad francesa en la región de Alsacia y colindante con Alemania inspiró muchos cuentos de Disney. Es medieval, más no oscuro; es una explosión visual de colores y estilos arquitectónicos franceses y germánicos. Las flores alrededor de los canales recuerdan a Ámsterdam o Venecia. La belleza de sus calles y canales es impactante, y por donde camines encontrarás magia y postres deliciosos (es imprescindible probar la tarte flambée, la tarta de pera y el kugelhopf o bundt cake).

Plaza de Poznań. Poznań, Polonia
Poznań es una ciudad en la que te sumerges en color y belleza. La plaza principal y las calles que la rodean son un festival de colores y quizás una de las razones por las que los polacos de esta ciudad son tan felices. Lo más colorido se encuentra en el Old Town Square —donde, por cierto, al mediodía suenan las campanas y salen cabras (sí, ¡cabras!) a “bailar”. 

Poznań y sus casas renovadas en el Old Town Square son uno de los secretos más agradables de Polonia.

Calles de Miconos. Grecia
Miconos es espectacular por mil razones, y una de ellas son sus pequeñas calles blancas, con ventanales azules y pisos de piedra pintada de blanco. Es inspirador caminar por esas calles revoltosas, llenas de vida y personas que buscan tanto la fiesta como la tranquilidad absoluta. Es un laberinto de pasiones y recuerdos. En el área de Little Venice es imprescindible probar un gyro, un kopanisti, las salchichas de Miconos (con orégano), y por qué no, un ouzo.

Las calles blancas repletas de ventanas y puertas azules en Miconos, Grecia, quedarán en su memoria para siempre.

The Shambles. York, Inglaterra
Si te gusta Harry Potter y te quieres transportar a algunas de sus calles, visita The Shambles en York, Inglaterra. Es una calle de estilo medieval que te transporta al siglo XV, con calles estrechas, edificios torcidos y tramos adoquinados.

The Shambles, en York, es una calle que logra transportarnos de inmediato a las aventuras de Harry Potter.

Burano. Venecia, Italia
Imagina vivir en una isla con casas tan hermosas que tienes la obligación de pintarlas cada año para que no pierda su encanto. Los canales de Burano están intactos al igual que el espíritu de la isla, la cual está habitada mayormente por pescadores y artesanos. Aparte de sus atractivas calles, esta isla es reconocida por su producción de encaje de hilo. Cuenta la leyenda que una sirena se enamoró de un pescador de la isla y la reina madre de las sirenas, impresionada por la fidelidad del pescador hacia su hija, le regaló un hermoso velo de encaje. Las mujeres del pueblo, celosas por la belleza del velo, han tratado de replicarlo desde el siglo XVI.

Royal Mile. Edimburgo, Escocia
La capital de Escocia presume de tener una de las calles más hermosas del mundo, y no es falso: el Royal Mile de Edimburgo conecta el castillo con el palacio de Holyroodhouse. Está llena de callejones, patios y hermosos edificios, incluyendo la Catedral de St. Giles y el Parlamento escocés. Su longitud de 1,8 kilómetros le da el nombre de Royal Mile.

El Royal Mile es una calle fascinante en Edimburgo, Escocia. Está llena de callejones, patios y hermosos edificios.

La Calleja de las Flores. Córdoba, España
Cerca de la torre de la mezquita catedral, en el barrio de la Judería, se encuentra una calle de lo más andaluza: estrecha, de paredes blancas, balcones enrejados y con maceteros de vibrantes colores. Es la Calleja de las Flores, de estilo cordobés, llena de geranios y gitanillas que llenan el alma de aromas al pasar. Al final de calle, hay una fuente en una plaza donde se admira la torre de la Catedral.

Una de las calles más andaluzas que existe y que vale la pena visitar es la Calleja de las Flores, en Córdoba, España.

Neal’s Yard. Covent Garden, Londres
En la década de los 70, Nicholas Saunders decidió devolverle color a una zona gris y triste de Londres. Hoy en día, Neal’s Yard, en Covent Garden, es un callejón con esculturas, plantas que guindan de las ventanas, restaurantes, cafeterías y productos artesanales, tales como tiendas de remedios naturales y productos saludables.

Neal’s Yard, en Covent Garden, Londres, es un callejón de primera para pasear y curiosear.

Cais de Ribera. Oporto, Portugal
A las orillas del río Duero, en el barrio de Ribeira, están unas de las calles más hermosas y pintorescas de Europa. La plaza de Ribeira, la rúa de Fonte Taurina, la rúa de Alfandega y la rúa Cais da Ribeira, todas en el casco antiguo de la ciudad y declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, tienen un ambiente alternativo, tradicional y divertido, con bares y terrazas. Es uno de los sitios más emblemáticos de Oporto y se pueden disfrutar vistas del río, los puentes Luis I y Vila Nova de Gaia, y platos autóctonos de la ciudad. Bajar la tarde con un vino de porto o un port tonic es una delicia.

En Portugal, uno de los sitios más llamativos lo encontramos en Oporto. Se trata de la Cais de Ribeira, lugar no solamente hermoso sino lleno de diversión.

Otras calles en Europa:

  1. Calles de Valldemossa, Mallorca
  2. Portobello Road, Notting Hill, Londres
  3. Brouwersgracht, Amsterdam
  4. El Gran Canal, Venecia
  5. Rue de Rempart, Eguisheim, Alsacia
  6. Vía Margutta, Roma
  7. Nyhavn, Copenhagen
  8. Rozenhoedkaai, Brujas, Bruselas
  9. Paseo de los Tristes, Granada, España
  10. Rúa Augusta, Lisboa, y Nova do Carvalho en Lisbon, Portugal

Alrededor del Mundo:

  • Caminito, Buenos Aires, Argentina
  • La calle Azul, Chefchaouen, Marruecos
  • Lombard Street, San Francisco, EE.UU.
  • Shirakawa, Kioto, Japón
  • Calle 28 de Julio, Barranco, Perú
  • Kampung Pelangi, Randusari, Indonesia
  • Hosier Lane, Melbourne, Australia
  • Rainbow Village, Taichung, Taiwán
  • Escalera Selarón, Río de Janeiro, Brasil

 

Artículo anterior

Un colegio de primera en las montañas coclesanas

Próximo artículo

Hoy felices.... ¿y mañana qué?

Ernesto Méndez Chiari

Ernesto Méndez Chiari

Autor, consultor, diplomático y trotamundos panameño. Ernesto fue consultor en Pizzolante (Madrid) y en Sumarse apoyando el Pacto Global de Naciones Unidas en Panamá. Comenzó su carrera como diplomático en el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Comercio e Industrias. Su proyecto El Brunch Blog es una plataforma de comida, cultura gastronómica y viajes. Ernesto estudió Advanced Management en Yale University, tiene un MBA de IE Business School en España y es licenciado en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales con concentración en Comunicación Multicultural por Saint Louis University. Habla 5 idiomas, ha viajado a más de 65 países y fue voluntario en los Juegos Olímpicos de Beijing cuando estudió en China.