Ciencia y Salud

Un pensamiento diferente

Doug-Bruce---CM6P1631

Los niños que resultaron ganadores en el concurso Go Wild! con Jane Goodall tuvieron la oportunidad de conocer y participar en un conversatorio con la reconocida primatóloga.

Hay disciplinas que desarrollan las estructuras del pensamiento y hacen que quienes las practican vean el mundo de una forma distinta. No se trata de cursos académicos regulares que facilitan las buenas calificaciones sino de programas alternos que contribuyen a una formación más completa para que los jóvenes puedan lograr un pensamiento creativo, ser emprendedores, responsables con la naturaleza y el planeta, asuman liderazgo, sean sensibles al arte y adquieran herramientas que les faciliten el éxito.

Las olimpiadas de matemáticas, física y química son claros ejemplos, pero también existen otras opciones que permiten que los chicos puedan desarrollar habilidades y talentos, a la vez que favorecen su formación.

Go Wild! con Jane Goodall… conocer la naturaleza y crear conciencia ambiental

La misión de la Fundación Earth Train, organización benéfica internacional con sede en San Francisco, California, y en Panamá, es crear liderazgo biocultural cultivando esta inquietud en niños y jóvenes, los líderes del futuro.

En conjunto con el programa Jane Goodall´s Roots & Shoots, que lidera la famosa primatóloga Jane Goodall, hace unos meses se estableció en Panamá el programa Go Wild! con Jane Goodall: conservación y bienestar de la fauna silvestre de Panamá, que en su etapa inicial buscó hacer una evaluación sobre el nivel de conocimiento que tenían los niños de nuestro país sobre el tema. Para ello, se realizó un concurso para que niños y jóvenes conocieran mejor el trabajo de conservación y bienestar de los animales silvestres en el “mundo real” a través de la investigación, planificación, elaboración y evaluación de proyectos educativos.

La idea del programa fue llegar a los niños más apasionados con la fauna silvestre y que solitos llevaran sus conocimientos y su pasión a otros niños y jóvenes con una comunicación directa propia de su edad. Además, sus proyectos les permitirían familiarizarse con la fauna silvestre de Panamá, las amenazas que enfrenta, la presentación de propuestas, la implementación de planes de trabajo y la evaluación de resultados. Esta primera experiencia convocó a más de 200 niños en Panamá, entre quinto y duodécimo grado. Hubo presentaciones en escuelas, libritos de cuentos, documentales, clubes ecológicos, sitios web, campañas de concienciación con afiches y todo tipo de iniciativas que ellos consideraran que darían a conocer de forma efectiva el mensaje escogido.

La invitación a este concurso llegó a través de contacto directo a escuelas y de una base de datos de una publicación infantil. Los ganadores participaron en un conversatorio cara a cara con la primatóloga Jane Goodall durante su visita a Panamá en noviembre del año pasado. Con la especialista, los chicos pudieron conversar sobre sus inquietudes. El conversatorio, que fue transmitido en directo a nivel mundial, vía un periódico de Panamá y el sitio web global del Instituto Jane Goodall, fue seguido por la presentación de los proyectos y la entrega de certificados.

Pero la labor de Go Wild no se limita a este concurso. Este año, se ha lanzado una página web donde se presentan los proyectos de Go Wild 2013 y se dará difusión a la labor de conservación y bienestar de los animales. El programa seguirá con nuevos y divertidos concursos y actividades. La idea es mantener el entusiasmo de estos niños para forjar los líderes ambientalistas del mañana. Aparte, tanto los niños que participaron en Go Wild! con Jane Goodall como otros interesados en temas ecológicos, ambientales y culturales podrán ser parte de Jane Goodall’s Roots & Shoots, programa establecido en más de 130 países que llega a decenas de miles de jóvenes. En manos de ellos está identificar los problemas que hay en sus países y tomar acción a través de proyectos de servicio, campañas juveniles y una web interactiva. Para mayor información se puede acceder a www.gowildpanama.org y www.facebook.com/ConcursoGoWildPanama

Mind Lab y Robótica escolar TBox… Habilidades para el pensamiento y comprensión de la tecnología, la física y la matemática

 Mind Lab Niños

A través de juegos de mesa, con Mind Lab los niños aprenden a establecer estrategias, pensar antes de actuar y trabajar en equipo.

Mind Lab es un programa educativo a través de juegos de pensamiento cuyos beneficios serían en estructura mental y visualización y planteamiento de situaciones. ¿Cómo funciona? Básicamente a algunos juegos de mesa se les sumó una plataforma pedagógica y se estableció un currículo para el programa, de forma tal que con los juegos se simulan situaciones que afectarían la vida de los jugadores. Bajo este esquema, los niños se enfrentan a la situación emocional de ganar o perder, aprenden el concepto de trabajo en equipo y se les enseña a tomar buenas decisiones.

El programa afina las habilidades cognitivas y el desarrollo de las destrezas en los procesos de pensamiento. Aparte, desarrolla el criterio, lo que impacta directamente en las matemáticas, además de en actitudes y comportamientos.

competencia de robótica

El aprendizaje de las matemáticas y la física, además de los conocimientos tecnológicos se ven reforzados con proyectos de robótica, como se observa en esta Competencia Regional de Robótica realizada en El Salvador.

Mind Lab es uno de los programas que Knowledge Group ofrece en su portafolio a diversas escuelas del país y que los planteles incluyen en sus currículos una vez a la semana como “la hora del pensamiento”.

Anualmente, las escuelas que cuentan con el programa participan en una competencia a nivel nacional llamada la Olimpiada del Pensamiento, donde el equipo ganador podría representar al país en una competencia a nivel internacional.

Otro programa que ofrece esta empresa es la robótica escolar Tbox. Con la robótica se lleva a los chicos a la aplicación práctica de conceptos, el cultivo del pensamiento lógico, se apoya la creatividad y se potencia el trabajo en equipo. Se aplican los procedimientos científicos y se llega a la resolución de problemas con el uso de la tecnología, herramienta vital en estos días.

El programa consta de un currículo acompañado de un kit de robótica Lego para el desarrollo de proyectos. Anteriormente se limitaba a séptimo, octavo y noveno grado, pero se ha ido extendiendo de forma que puede abarcar desde el prekínder hasta el duodécimo grado. Las escuelas panameñas que implementan el programa lo hacen en las horas de física o de tecnología.

Este tipo de programas permite que los estudiantes miren de forma más amigable las matemáticas y las ciencias, trabajando en proyectos en lugar de memorizar conceptos en libros. Cabe resaltar que se ha hecho una alianza con la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Tecnológica de Panamá para involucrar a los estudiantes del club de robótica de la universidad con los que se están promoviendo en los colegios.

Más información en www.knowledge.com.pa

Junior Achievement… para despertar la chispa del emprendimiento

Junior Achievement ofrece cursos a niños desde preescolar hasta duodécimo grado. En ellos se siembra la semilla del emprendimiento.

Junior Achievement es una organización educativa sin ánimo de lucro conformada por empresarios. La iniciativa nació en Estados Unidos en 1919 pero al día de hoy está presente en más de 120 países alrededor del mundo.

En Panamá, se estableció en 1997 con la misión de inspirar y preparar a niños y jóvenes para que triunfen en la Economía Global. Ese mismo año se inició el primer programa Jóvenes Emprendedores con 60 estudiantes.

El programa Jóvenes Emprendedores se realiza anualmente con estudiantes de quinto año de escuelas secundarias. Cada año participan hasta veinte escuelas. En cada una, los jóvenes crean una empresa real donde funcionan como accionistas y empleados fabricando y vendiendo un producto de su propia elección. Así llegan a conocer el mundo de la libre empresa. Luego de una feria en donde los chicos ofrecen sus productos, realizan un evento de clausura, en el cual se evalúan los resultados y se comenta sobre la experiencia.

Junior Achievement ha atendido cerca de 137,532 estudiantes de 124 escuelas primarias y secundarias en Panamá. Los programas han crecido, ya son catorce. Los hay tanto para niños de primaria como de secundaria. El proyecto se inicia desde temprano, en kínder, donde se ofrece a los niños nociones básicas sobre el consumo, el ahorro y el valor del trabajo. A medida que crecen, se incluirán temas familiares, de comunidad, país, empresa, economía, banca y mercado. Junior Achievement busca mostrar a los estudiantes que ellos pueden ser capaces de echar a andar su propia empresa y que la opción de buscar un empleo no es la única en el panorama. Más información en www.japanama.org

Disfrutarte…para fomentar la curiosidad por aprender

Hace más de catorce años, estos talleres de arte e historia del arte tuvieron su inicio en la galería de arte Allegro. Su propósito es que los talleristas conozcan más sobre el mundo que les rodea y sobre sí mismos a través del arte. En este espacio los chicos utilizan cuentos, videos, juegos, ambientación, literatura, música; trabajan con artistas plásticos y artesanos y experimentan con diversas técnicas, objetos y materiales para interiorizar el aprendizaje.

Programa Disfrutarte

La creatividad y las habilidades cognitivas se ven beneficiadas con el estudio del arte con programas como Disfrutarte.

El programa dura todo el año escolar, un día a la semana. También hay un programa de verano, con unas diez clases y algunos paseos. En los talleres los chicos aprenden a compartir; cada uno de ellos es un agente de cambio y sensibilizador de su entorno. En estos talleres han participado cerca de mil niños que han estudiado diversas temáticas. Grupos de niños de Mañanitas y El Chorrillo se han beneficiado de Disfrutarte a través de programas del Club Rotario, Club de Leones, el Movimiento Nueva generación del Chorrillo y las Exalumnas del Colegio Las Esclavas.

¿Por qué arte? Entre las razones que ofrece el Museo de Arte de los Niños, de Oakland, California, está el hecho de que el arte estimula ambos lados del cerebro. Estudios demuestran que los niños que hacen arte leen mejor y sacan mejores notas en matemáticas y ciencias. Además, el arte promueve la autoestima y estimula el desarrollo perceptivo.

Por otra parte, el arte representa una cultura de preguntas más que de respuestas y enseña que puede haber más de una solución para un problema, por lo que estimula el pensamiento creativo. Más información en http://www.allegrogallery.com y www.facebook.com/AllegroGaleria

Nos enfrentamos a un mundo cada vez más competitivo. Por ello, la preocupación de los padres por proveer a sus hijos de la mejor educación que se ofrezca. No se trata de mantener a los chicos ocupados por más tiempo, más bien se busca canalizar conocimientos para potenciar habilidades que serán de un gran provecho no solo en el futuro sino en el presente. Hoy, más que nunca, la educación es una gran prioridad y esta no se limita a las aulas de clase.

Fotos:
Doug Bruce, cortesía de Go Wild! con Jane Goodall
Cortesía de The Knowledge Group
Cortesía de Junior Achievement
Cortesía de Allegro Galería
Artículo anterior

Una danza cucuá

Próximo artículo

La herramienta que necesitaban las ONG

Esther M. Arjona

Esther M. Arjona

Con más de 15 años dedicada al ejercicio del periodismo escrito, ha trabajado en los principales diarios del país y ha colaborado para diversas revistas tanto locales como internacionales tratando una diversidad de temas entre los que destacan los relacionados con el arte y la cultura en todas sus expresiones.