Tecnología

Nuestro día a día con la tecnología

A la hora de entretenerse, conozca lo que ocurre y lo que vendrá en tendencias y facilidades que la tecnología pone a nuestra disposición.

Hoy más que nunca, dentro de nuestra historia como civilización, la tecnología se ha convertido en una parte esencial de nuestras vidas. Dependemos de ella para casi todo lo que hacemos y, querámoslo o no, su presencia ocasiona cambios con los que tenemos que existir. Y es que todos los días sale algo nuevo y tienes que aprender cómo usarlo, para qué sirve y cómo integrarlo en tu rutina.

Los invito a analizar algunos de los principales cambios o tendencias con los que lidiamos a diario y que nos permiten que nuestra forma de entretenernos e, incluso, interactuar con los demás, hoy sean lo que son.

El tiempo de espera para tener algo que quieres ha desaparecido por completo. Para ver una película, escuchar una canción, leer un libro o buscar cualquier dato sobre cualquier cosa, únicamente es necesario agarrar el dispositivo más cercano, abrir el app o la página web, o buscarlo en Google. De inmediato tienes acceso instantáneo a un mar de contenido e información gracias a internet, en donde puedes navegar usando buscadores inteligentes, apps y dispositivos que hacen el trabajo pesado y que te ayudan a encontrar lo que buscas.

Ya no hay que esperar para escuchar las canciones que nos gustan. Ahora, varios servicios de streaming como Spotify, iTunes Music, Tidal o YouTube ponen en nuestras manos una enorme selección de música de manera instantánea.

La industria de la música ha evolucionado hacia servicios de streaming. ¿Te acuerdas cuándo fue la última vez que fuiste a una tienda y entraste a la sección de CD de música? Probablemente, hace bastante tiempo o nunca. Napster fue uno de los pioneros que se encargaron de traicionar la industria de la música de CD para pasarla al mundo de internet. Todo comenzó como un programa que compartía archivos de audio en formato MP3, los cuales tenías que descargar en tu computadora. Luego, se popularizó el MP3 Player Portátil en el que podías llevar contigo todas las canciones que descargabas. A medida que más canciones se volvían disponibles como MP3, necesitabas más y más espacio en tu reproductor portátil. Para solucionar este problema, nacieron los servicios de streaming que conocemos hoy en día como Spotify, iTunes Music, Tidal o YouTube, en donde encuentras una librería con toda la música que te puedas imaginar por una módica suma mensual. Con estos servicios de streaming puedes tener toda tu música en cualquiera de tus dispositivos y hacer tus propias listas de reproducción de la música que te gusta o usar listas de reproducción de personas que sabes que tienen buen gusto o gusto similar al tuyo. Inclusive, los mismos servicios de streaming traen listas de reproducción confeccionadas por ellos en donde agrupan música para ti. Por ejemplo, cuando tengo que escribir un artículo, entro a una lista de reproducción que se llama “Focus”, donde hay diferentes opciones de música instrumental que te ayudan a concentrarte. Recientemente, incluyeron una opción en donde puedes descargar las canciones o listas de reproducción que normalmente escuchas para tenerlas en la memoria local de tu dispositivo para que no dependas de una red de Wifi o de la data. Esto es realmente útil para llevar música en el carro, cuando haces ejercicios o inclusive para cuando viajas.

Los dispositivos de streaming también son la nueva moda en cuanto a televisión se refiere. La manera de ver un programa, serie o, incluso, las noticias ha variado. Ya no hay que esperar que lo que queremos ver esté disponible, pues lo importante es saber buscarlo para tenerlo. La explicación más sencilla es que el internet logró romper las barreras que existían entre el proveedor del contenido y cada uno de nosotros, a través de la creación de una plataforma para compartir este contenido, el cual está disponible permanentemente. YouTube es un ejemplo de esto, un sitio en el que cualquier persona con acceso a internet y una cámara puede crear y compartir contenido con cualquier persona del mundo que tenga una conexión a internet. Pero la tecnología fue más allá de You Tube mediante la creación de programas o aplicaciones de streaming que comparten contenido de entretenimiento como Netflix, iTunes y Amazon (sí, Amazon), en donde puedes encontrar películas, documentales y series de todo el mundo. Todas estas funcionan bajo servicios de suscripción en los que, por un pago mensual, tienes disponible todo su contenido. Puedes acceder a estas aplicaciones desde tu celular, tablet, computadora o un dispositivo de streaming, lo cual incluso elimina la restricción de tener una televisión.

Los dispositivos de streaming más populares son Apple TV, Chromecast, Roku y Amazon Fire Tv. Su existencia ha variado la manera de ver programas, series y noticias.

Los dispositivos de streaming más populares son Apple TV, Chromecast, Roku y Amazon Fire Tv. Su existencia ha variado la manera de ver programas, series y noticias.

Los dispositivos de streaming más populares son Apple TV, Chromecast, Roku y Amazon Fire Tv, los cuales se conectan a la televisión y funcionan como un hub de entretenimiento. Poco a poco, están reemplazando la televisión por cable, ya que los grandes creadores de contenido, películas y series están creando aplicaciones para poder formar parte de este mundo del streaming y adaptarse al futuro. Inclusive, todos estos servicios de streaming ya están habilitando la posibilidad de descargar contenido para poder disfrutarlo y no necesariamente depender de una conexión a internet. El gran desafío de estas aplicaciones son las fronteras digitales. Actualmente, el contenido que ves en Netflix de Panamá no es el mismo que puedes ver en Estados Unidos. Esto tiene que ver con derechos de reproducción entre países y legislaciones que actualmente existen. Es inevitable que algún arreglo o acuerdo se dé en un futuro muy cercano que permita que el contenido pueda ser globalmente distribuido sin ningún limitante y esto será un acontecimiento muy grande.

La lectura ya no se tiene que hacer tomando una hoja de papel. ¿Cuándo fue la última vez que agarraste un libro, un diccionario, una enciclopedia, un mapa o inclusive un periódico? Hace rato, si no me equivoco. Hoy en día, todo esto se resume en una sola palabra, Google. Es impresionante cómo ahora todo lo podemos buscar en internet y lo conseguimos de manera instantánea. Me recuerda a una frase de Albert Einstein que decía: “Nunca memorices algo que puedes buscar”. El único problema que puedes encontrar es si se cae el internet. Esta transición de impreso a digital lleva rato sucediendo y cada día que pasa el material impreso es reemplazado por nuevos dispositivos electrónicos que vienen equipados con internet para darnos acceso ilimitado a la información. Esto ha revolucionado la manera en que leemos y nos mantenemos al día con el mundo. Hace unos años, cuando pasaba algo sustancial, tenías que esperar hasta el día siguiente a que saliera el periódico para enterarte de lo que había sucedido. Hoy, no nos alcanza el tiempo para leer todo los que está pasando desde 10 segundos atrás; el tiempo que estimo demora entre que alguien ve algo, le toma una foto, lo publica y tú lo ves en tus redes sociales. Digo redes sociales porque aquí es donde nos mantenemos al día con el mundo, es nuestro nuevo canal de noticias, ya que toda persona con un celular que tenga cámara se convierte, en esencia, en un reportero. De hecho, las redes sociales más populares como Facebook, Twitter, Snapchat e Instagram ya tienen la opción de trasmitir en vivo abriendo una puerta para comunicarte con el mundo entero.

El mundo del entretenimiento se ha vuelto virtual y ahora te brinda una experiencia más completa a través de nuevos dispositivos tales como los lentes VR, que ofrecen una visión de 360 grados.

La próxima frontera es la realidad virtual. El mundo del entretenimiento ya no solo se trata de crear contenido, ahora también se busca brindarte una experiencia. La manera no solo es enseñarte algo, sino también permitirte experimentar todo desde otro punto de vista y usando la mayor cantidad de sentidos posibles. Se está empezando a jugar con este concepto usando los lentes VR que están ahorita de moda. A través de ellos consigues una visión de 360 grados para crear una inmersión total y una experiencia en primera persona. Adicionalmente, te brinda la posibilidad de interactuar con el mundo virtual a través de controles y sensores. Estos sistemas apenas están agarrando tracción, pero te aseguro que en los próximos dos o tres años hablaremos de realidad virtual como algo normal en nuestras vidas. Los creadores de videojuegos están entre las personas más interesadas en la realidad virtual para pasar de un mundo en donde no necesites un control para jugar, sino que formes parte del juego.

Los asistentes virtuales son ya una realidad. Otra tendencia que está de moda son las asistentes virtuales como Apple Siri, Amazon Alexa o Google Assistant. Son acompañantes sabelotodo que con solo decir “Hey, Siri” mágicamente aparecen y te preguntan qué pueden hacer por ti. Pueden decirte desde cuánto es 2 más 2, hasta abrir una aplicación en tu celular y mandarle un mensaje de texto a alguien. Poco a poco han ido ampliando los usos y dándole más opciones, pero siento que aún no las hemos incluido en nuestro día a día. Creo que la razón principal para esto es que no sabemos para qué usarlas. Tómate cinco minutos y habla con ellas y pregúntales o pídeles cualquier cosa que se te ocurra, aunque es importante saber cuáles son los límites para poder sacarle provecho. Un momento en el que son de gran utilidad es mientras manejas, pues ayudan a no quitarle la vista ni tu atención a la carretera mientras buscas la canción que quieres escuchar.

Las casas inteligentes son la última frontera. En unos cuantos años será muy accesible adquirir esta tecnología a través de la cual se puede controlar todo, o casi todo, desde un mismo lugar.

La última moda, casas inteligentes. Es la manera de agarrar todos los dispositivos que tengas en tu casa, conectarlos al internet y permitir que se comuniquen los unos con los otros para que todo trabaje armoniosamente. Encima de eso, agrégale una asistente virtual, la cual entienda todo lo que le pidas o necesites y ella se encargue de hacerlo. ¿Quieres ver una película?, solo dile cuál y ella se encargará de prender la televisión, abrir Netflix, buscar la película, bajar las luces y prender el microondas para las palomitas. Luego, te dirá que solo le avises cuando estés listo para comenzar a ver la película. Todo esto te parece familiar porque ya lo has visto en las películas, pero te digo, toda esta tecnología no está tan lejos. El problema es que actualmente un sistema de casa inteligente que haga las cosas que te mencioné es bastante costoso. Te prometo que en unos dos o tres años el costo habrá bajado significativamente y podrás pedirle esto y más.

En fin, la tecnología nos rodea y ya casi forma parte de nuestro ADN. Es el momento de dejar de evitarla y buscar la manera de usarla para tu beneficio. ¡Te sorprenderá lo positivo que puede llegar a ser!

Diez usos básicos para tu asistente virtual:

1. Agendar una cita en tu calendario
2. Agregar un recordatorio
3. Activar opciones como Bluetooth y Wifi
4. Abrir cualquier aplicación que tengas instalada
5. Averiguar el nombre de una canción que estás escuchando
6. Solicitar un Uber
7. Llamar a una persona usando tu voz
8. Pedir direcciones
9. Resolver alguna duda que tengas
10. Programar una alarma
10.1 Pedirle que te cuente un chiste

 

Fotos:© iStock Photos

Artículo anterior

Joyas del Caribe

Próximo artículo

Las vivencias extremas de un científico

Carlos Chamorro

Carlos Chamorro