Tecnología

Las tecnologías de voz y su impacto en nuestras vidas

Cada día es más común que nuestra rutina incluya “conversar” y “dar órdenes” a aparatos tecnológicos cuya principal función es convertirse en nuestro asistente personal. 

¿Se imagina usted despertarse en las mañanas y ordenarle a su cafetera que haga café? O mejor aún, ¿que su refrigeradora le recuerde que tiene que comprar huevos porque se acabaron? Bueno, lo primero ya es posible y lo segundo viene en camino. Las tecnologías de voz, junto a la inteligencia artificial, están cambiando cómo interactuamos con dispositivos y en el futuro probablemente serán parte normal de nuestro diario vivir.

Todo ha empezado con los asistentes virtuales, Siri (de Apple), Alexa (de Amazon), Cortana (de Microsoft) y Google Assistant –el único sin un nombre de persona–, que ya nos permiten preguntarles lo que queramos. Hemos empezado a hablar con máquinas gracias a estas nuevas tecnologías que nos dejan  enunciar comandos sin tener que escribir nada. Pero, ¿cuáles son las consecuencias de estas nuevas interacciones con la tecnología y cuál es su futuro?

Un cambio en el hogar

La empresa Tractica, una firma de inteligencia de mercado enfocada en la interacción de los humanos con la tecnología, pronostica que el reconocimiento de voz nativo crecerá de 45% en todos los dispositivos móviles a 82%, en 2020. Por su parte, Amazon ─quien lleva la delantera a sus competidores con Alexa─ tiene la expectativa de vender 113 millones de dispositivos Echo (asistentes del hogar) en los próximos años.

Estos asistentes estarán cada vez más integrados con objetos como focos inteligentes, neveras y aires acondicionados que están siendo desarrollados con la posibilidad de recibir y dar comandos de voz. Por ejemplo, la compañía Smarter, basada en Londres, ya vende una tetera y cafetera que pueden ser controladas por comandos de voz y de forma remota a través del celular. La empresa LG ya vende una aspiradora que recibe comandos de voz y el termostato inteligente de Honeywell bajará la temperatura de su casa con solo escuchar su orden.

También es posible integrar todo en la casa para que ésta sea totalmente inteligente. Por ejemplo, el Apple Home Kit es un dispositivo que de forma integral controla y conecta los diferentes apps que se conectan con los productos “inteligentes” de la casa. Lo mejor es que no hay que estar en la casa para darle comandos; es decir, cuando vas llegando puedes decirle a Siri “estoy llegando la casa”. Automáticamente, el Home Kit te la prepara como tú lo hayas programado: enciende el aire acondicionado, baja las cortinas, enciende las luces, prende la tetera, enciende Netflix y listo, te espera una casa con todo lo que programaste.

Es importante mencionar que ya hay dispositivos especiales para convertir tus focos actuales o tu televisión “normal”, en dispositivos “inteligentes”. En el futuro, por supuesto, se venderán solamente artículos con estas facilidades.

La nueva frontera está en la manera en que los electrodomésticos se conecten y la inteligencia artificial se desarrolle para permitirles hablarle a usted. ¿Gusta que le haga un café? Le dirá su cafetera a las 7:45 a. m., porque aprenderá que usted siempre manda a hacer su café a esa hora.

Para las empresas

Para las empresas, el cambio podría ser grande. Según Google, hoy en día, el 20% de las búsquedas en sus plataformas son vía voz. Las personas ya no ingresarán a un buscador y escribirán “autos en Panamá”, sino que dirán a viva voz: “Alexa, búscame autos en Panamá con los mejores precios”. ¿Esto qué significa para el mercadeo digital de estas marcas? ¿Cómo Google determinará qué productos aparecerán primero y cómo se describirán al que busca? ¿Se venderá publicidad de voz? Aún no se ha descifrado todo, pero seguro será diferente.

La voz será la interfaz entre muchas marcas y empresas y el cliente. A través de la voz la experiencia del cliente será mucho más fluida y las empresas se tendrán que adaptar. Con tan solo hablar usted pedirá su Uber y sus regalos de Navidad. Y estas empresas tendrán que descifrar cómo le venden mientras busca.

Riesgos y preocupaciones

Toda esta tecnología, por supuesto, trae riesgos. En el futuro no será muy difícil reproducir la voz de alguien perfectamente, con sus acentos y tonalidades específicas.

El año pasado Google anunció que su asistente Google Home puede diferenciar la voz de hasta seis usuarios  y detectar cada voz por separado para que cada uno puede tener su experiencia personalizada. Entonces, cuando una persona en la casa le pregunta a Google Home, ¿cómo está el tráfico en mi ruta hoy?, no es necesario identificarse. Ya el asistente reconoce quién es y le contesta.

Otra preocupación que traen estas tecnologías es que será más accesible escucharnos en la privacidad de nuestros hogares o grabar más allá de los comandos que demos a los dispositivos. Como todo, habrá que ver cómo se protege al consumidor y se minimizan los riesgos.

Lo cierto es que las tecnologías de voz están cambiando nuestras vidas y son una de las nuevas fronteras. En un futuro quizás nunca más tenga que escribir un correo o un chat. ¿Qué le parece?

 

Fotos: Getty Images

Artículo anterior

Vivir la vida como un escritor de viajes

Próximo artículo

Dispositivos que cambian vidas

Jackie Souter