Actualidad

El Casco Viejo, más vivo que nunca

El Casco Antiguo de Panamá continúa haciendo historia. Esta vez, con los espectaculares proyectos que abrirán este año y con otras sorpresas que mantiene bajo la manga.

Siempre con algo por descubrir o redescubrir, el Casco es un mundo emblemático, atemporal, con vida propia, colmado de una riqueza histórica y cultural única en la región, reflejada en su arquitectura española, francesa y americana, cuyos vestigios aún siguen en pie, transportándonos a su pasado mientras disfrutamos de lo que ofrece su presente.

Hoy más que nunca está viviendo uno de sus mejores momentos, con desarrollos de gran envergadura que se mantienen fieles a su invaluable patrimonio y que, además, le agregan valor.

Según Fernando Díaz Jaramillo, director de la Oficina del Casco Antiguo del Ministerio de Cultura, poco antes de la pandemia llegó una aceleración en el mercado y apuesta por el Casco que impulsó un resurgimiento en el sector desarrollador, particularmente, en la restauración de edificios históricos dándole paso a hoteles de lujo, condominios y desarrollos de uso mixto.

Otros proyectos a pequeña y mediana escala, dentro de la península, se han sumado a este renacer, así como algunos de sus zonas aledañas, tales como el hub cultural de uso mixto, La Manzana, y el desarrollo La Cuadra, ambos en Santa Ana.

En Exclusiva hizo un recorrido por cuatro proyectos que están marcando un hito en este resurgimiento y que, seguramente, darán un nuevo aire al Casco Antiguo.

Hotel La Compañía: Historia que cobra vida

El esplendoroso hotel La Compañía, parte de la cadena internacional Hyatt Unbound Collection, colección independiente centrada en el cliente, propone una experiencia histórica inigualable para sus visitantes.

El inmueble guarda la riqueza de un pasado que cobra vida en cada madera, ladrillo y calicanto de su fachada, la cual fue restaurada por un equipo de arquitectos, diseñadores e historiadores que realizaron una labor titánica al rescatar las tres grandes épocas que vivió el Casco Antiguo entre los siglos XVI y XX y que envuelven a esta propiedad que estuvo bajo sus influencias, reflejadas hoy día en sus tres alas: colonial española, colonial francesa y el beaux arts (bellas artes) del edificio americano.

Vecino inmediato de la Compañía de Jesús y diagonal a la iglesia de San José, hogar del famoso Altar de Oro, el hotel La Compañía es historia local en su máxima expresión, no solo a través de su excepcional arquitectura y patio central con 300 años de antigüedad, sino también con su colección curada de más de 1,600 fotografías originales y obras de arte personalizadas que engalanarán las paredes de sus 88 habitaciones, así como de sus espacios públicos.

La Compañía nos recibe en su ala francesa con su opulento vestíbulo. Esta parte del complejo fue construida inicialmente por los jesuitas como la primera universidad de Panamá, en 1739, y fue allí donde se asentó su convento. Luego, el lugar fue utilizado como apartamentos durante el período del canal francés y, años después, fue el hogar del Colegio Javier.

Detallar cada elemento decorativo y mobiliario de su interior nos lleva por tres siglos de historia que reviven el protagonismo de personajes como Theodore Roosevelt, Ferdinand de Lesseps y el primer presidente del país, Manuel Amador Guerrero, entre otros.

Su ala colonial española es el edificio más antiguo del hotel, data de 1688 y también fue construido por los jesuitas. 150 años después fue el domicilio del Hotel Washington y luego el hogar de Matilde de Obarrio de Mallet, fundadora de la Cruz Roja Nacional de Panamá.

A su vez, la edificación americana fue el escenario de la exclusiva tienda departamental American Bazaar, inaugurada en 1904. Su arquitectura beaux arts cuenta sobre el nuevo capítulo en la historia del Casco Antiguo y el período de la construcción del Canal de Panamá.

El hotel albergará cinco restaurantes para disfrutar de una experiencia gastronómica verdaderamente única, como en el Exilio Bar, en el que la cautivante historia sobre la expulsión de los jesuitas se apodera del lugar. Asimismo, contará con dos bares, como el rooftop bar, de extraordinarias vistas hacia la ciudad de Panamá y al océano Pacífico.

A partir de mediados de abril de este año, La Compañía se convertirá no solo en un ícono del Casco, sino en una de sus grandes joyas que tanto locales como extranjeros deberán ir a conocer.

Sofitel Legend Casco Viejo: Lujo francés bajo el sol casqueño

El hotel Sofitel Legend Casco Viejo es sinónimo de un pasado brillante, pues combina el lujo y la elegancia francesa con tradiciones panameñas en una locación histórica de nuestro país.

Lo que originalmente fue diseñado por el arquitecto estadounidense James C. Wright, construido como la sede del antiguo Club Unión y estrenado un 3 de noviembre de 1917, pasó décadas más tarde a convertirse en un sitio para los miembros de la Guardia Nacional, estableciéndose allí la sede del Club de Clases y Tropas cuando Panamá casi rozaba los años 70. Bombardeado durante la invasión en el intento por capturar al general Noriega, la emblemática edificación sufrió y, con el pasar de los años, las ruinas del histórico pero abandonado lugar fueron escenario de varias películas, festivales y eventos sociales.

Hoy, renace como el ave fénix, transformándose en un Sofitel Legend, con una romántica edificación a solo unos pasos del Teatro Nacional y con 159 habitaciones cuya mayoría cuenta con balcones y vista al mar, que conserva vestigios del diseño colonial francés y que crea un diálogo artístico con la modernidad de la ciudad.

Su interior narra la historia del icónico Canal de Panamá a través de un imponente mural que muestra su recorrido completo, acompañado por esculturas hechas a la medida, fotografías históricas y decoración derivada de instrumentos de navegación especializados donde, nada más entrar a su lobby, los visitantes serán transportados al período histórico de su construcción.

Sus puertas abrirán el segundo semestre de 2022 y quien visite Panamá y el Casco Antiguo podrá disfrutar la experiencia de vivir el lujo y joie de vivre francés bajo el sol casqueño en uno de los pocos hoteles de lujo en el mundo de la cadena hotelera Accor.

Tal como expresa Díaz Jaramillo, con este tipo de proyectos se contribuye al desarrollo y capital humano tanto de la zona como de la ciudad. “Sofitel Legend es un producto de la cadena Accor que es de ultralujo y eso implica, además, desde nuestro punto de vista oficial, que hoteles como este demanden más empleos que un hotel convencional porque las amenidades que ellos incluyen requieren más personal, así que vamos a tener una empleomanía muy interesante, con cientos de empleos directos y cientos más indirectos”, señala.

Con su amplio jardín tropical, brasería o asador, skybar y un glamuroso salón de eventos con terraza al aire libre y vista al océano Pacífico, que evoca los suntuosos bailes y cenas del Club Unión de antaño, entre otras comodidades y servicios a la medida, el hotel Sofitel Legend Casco Viejo planteará una nueva realidad para locales y extranjeros en esta área de la ciudad que tanto tiene que ofrecer y cuya transformación nos enorgullece a todos.

Santa Familia: Un hogar singular

La construcción de este grandioso condominio de lujo de casi una cuadra es una experiencia residencial que está haciendo historia y que, como los proyectos antes mencionados, se vislumbra marque nuevos hitos en la evolución del Casco.

Un proyecto icónico conformado por lo que antes eran varias propiedades ─incluida la escuela Santa Familia, alma mater de la abogada Clara González de Behringer, personaje decisivo en el derecho al sufragio femenino en Panamá─, cuyo desarrollo cuenta con una ubicación privilegiada entre las calles 4ta. y 5ta. del distrito histórico y frente a la playa Santo Domingo, hazaña que tomó varios años para hacerse realidad.

Y aunque quizás para el transeúnte pase desapercibida la magnitud de este proyecto que tiene planificada su entrega para diciembre de este año, lo cierto es que esta singular edificación contará con 55 unidades desde estudios y apartamentos de una y cuatro recámaras con amplios balcones y terrazas, hasta un townhouse, todos destinados a compaginar armoniosamente con los diversos estilos arquitectónicos del Casco, así como con su historia y estilo de vida.

Resulta innovador, también, que dicha edificación ─desarrollada por Conservatorio, S.A. ─  de amplios jardines con vistas al mar y una piscina de 25 metros esté siendo erigida sobre imperceptibles estacionamientos subterráneos y que contará con cuatro elevadores, un club de surf para guardar y lavar la tabla de paddle o surf y acceder a la playa en cuestión de minutos, así como una biblioteca cuya curaduría estará basada en los gustos e intereses de los residentes… toda una experiencia que hace unos años no nos hubiésemos imaginado que podría existir en el Casco a tan corto plazo.

Plazuela de Alfaro: Donde lo antiguo se fusiona con lo contemporáneo

Aunque no muchos lo sepan, a finales del próximo año la bienvenida al Casco Viejo nos la dará la Plazuela de Alfaro, residencial que forma parte del plan maestro Baluarte de San Felipe. Dicho plan maestro consiste en un innovador proyecto para restaurar siete edificaciones históricas ubicadas estratégicamente a la entrada del Casco Antiguo y la avenida Eloy Alfaro que se enfoca en realzar la autenticidad tanto de los edificios que lo rodean como de un tramo de la muralla colonial de la ciudad y del Baluarte de Barlovento.

El Plan Maestro Baluarte de San Felipe logrará restaurar siete edificaciones históricas a la entrada del Casco Antiguo.

Actualmente en obra, Plazuela de Alfaro es la edificación más grande que cubre este desafiante desarrollo de uso mixto. “Lo resaltante de este proyecto es que incluye la puesta en valor de la antigua muralla no solo para quienes van a vivir en el inmueble o para aquellos que tengan comercios en ese o en sus inmuebles hermanos, sino también para los visitantes o turistas que van a tener la oportunidad de conocer parte de la historia de la fortificación de la ciudad”, expresa Díaz Jaramillo desde su perspectiva oficial. Dicha fortificación también se está restaurando dentro de este plan maestro y, como recalca Díaz, “va a estar a disposición de la visita, del aprendizaje y del disfrute de los visitantes nacionales y extranjeros”.

Un desarrollo de esta magnitud, tal como los proyectos mencionados anteriormente, llevó años de arduo trabajo para reunir un grupo no menospreciable de propiedades y a partir de diciembre de 2023 todo el que llegue al Casco apreciará en su entrada este singular condominio donde lo antiguo se une con lo contemporáneo y donde se ubicarán 23 unidades de una, dos y tres recámaras con vistas al Baluarte de Barlovento, unas, y a la bahía de Panamá, las torres de las iglesias del Casco y el Cerro Ancón, otras.

Un dato curioso es que en las plantas bajas de los apartamentos, a lo largo de la muralla colonial, los visitantes encontrarán el Paseo Amurallado, un corredor al aire libre de jardín vertical que albergará una pequeña galería comercial de nueve locales con acceso independiente, así como otras amenidades y servicios cuidadosamente seleccionados para quienes deseen realizar compras mientras aprecian parte del tramo de la muralla, descansan en un patio interior o admiran uno de los tesoros más emblemáticos de este proyecto: el Baluarte de Barlovento, cuyo valor radica en ser uno de los únicos tres de tierra firme que tenía la antigua muralla de la ciudad de Panamá.

Además de una entrada residencial por la avenida Eloy Alfaro, el edificio Plazuela de Alfaro tendrá su entrada principal a través de la emblemática Casa Cordovez de León, ubicada sobre la calle Bajada de Jaén y antiguo hogar del prestigioso comerciante Ernesto Cordovez de León, y que también contará con apartamentos y un local comercial. Ambos inmuebles quedarán conectados por medio de puentes peatonales y, siguiendo con las innovaciones que encontraremos en el Casco, contarán con estacionamientos y locales comerciales ubicados en el Callejón del Soná, entre la Bajada de Jaén y la Bajada del Ñopo.

Plazuela de Alfaro es el epítome de un desarrollo que lleva adelante Inmobiliaria San Felipe, S.A. y que logra fusionar armoniosamente el pasado con el presente al rescatar, poner en valor vestigios patrimoniales y exponer, a su vez, las bondades de un diseño arquitectónico que representa el estilo de vida de hoy.

En marcha

Pero no son solo los desarrollos inmobiliarios los que están cobrando protagonismo. La Oficina del Casco Antiguo del Ministerio de Cultura, junto con la Secretaría del Gabinete Turístico de la Presidencia de la República y la Autoridad de Turismo de Panamá, ya puso en marcha su nuevo esquema de movilidad.

“Por donde termina el viaducto de la Cinta Costera 3, a través del eje de la Calle 13, a la altura de la Gran Logia de Panamá, se va a acceder a una de las dos entradas principales y turísticas del Casco Antiguo”, comenta Díaz Jaramillo.

El Casco Antiguo es un sitio ideal para caminar y conocer la historia de Panamá.

Muy cerca de este lugar, se encuentra el sitio de llegada del viaducto en construcción que viene desde la Calzada de Amador y que conectará sus facilidades turísticas como el Puerto de Cruceros, el Centro de Convenciones y el Biomuseo, entre otras, con el polo turístico del Casco.

Esta infraestructura igualmente incluirá un estacionamiento específico para buses turísticos, otras 300 plazas a disposición del público y estaciones para alquilar bicicletas, tomar taxis y trolleys turísticos con el fin de vincular toda la oferta específica de estacionamientos sin la necesidad de que los vehículos entren a la península.

Por otro lado, ya está en proceso de licitación la adquisición de una flotilla de cinco buses 100% eléctricos que constituirá la primera ruta verde de transporte público en todo Centroamérica. Esto es esencial porque cada vez son más las personas que llegan al Casco y tal rehabilitación vial hará de su visita una mucho más vivible, amena y segura.

Más vivo que nunca

Recorrer el Casco es una de las actividades más amenas, educativas y placenteras que podemos realizar. Escuchar las campanadas de sus iglesias nos recuerda que está más vivo que nunca y proyectos como los mencionados no solo están formando parte de su legado, sino de un proceso que le está permitiendo al Casco Viejo terminar de florecer como el centro histórico más visitado de la región.

Fotos
Portada, Plaza Catedral y Plaza Herrera: Roberto Saavedra,  Dirección Nacional de Patrimonio Cultural, Ministerio de Cultura
Calle, Ministerio de Gobierno y balcón: Getty Images
La Compañía: cortesía
Sofitel: cortesía
Santa Familia:  cortesía
Plazuela de Alfaro: cortesía
Artículo anterior

Una visita sorpresiva: la inflación

Próximo artículo

Lo que necesitas saber sobre el vértigo

Vanesa Restrepo de Rinkel

Con más de 20 años de experiencia en el medio escrito, esta comunicadora social radicada hace más de 10 años en Panamá, ha trabajado para reconocidos periódicos en Londres y Colombia antes de empezar a escribir para revistas panameñas como En Exclusiva con la que lleva colaborando casi 6 años.