Tecnología

¿Cómo salvaguardar sus finanzas en un mundo digital?

Vivimos en un mundo digitalizado, en el que muchos de los servicios financieros se ofrecen “online” o por vía móvil. Estos servicios proveen un valor agregado para los clientes al poder acceder y gestionar sus cuentas bancarias de una manera cómoda, económica, fácil y confiable.

Las entidades financieras dedican muchos recursos para hacer que estas herramientas sean seguras, minimizando el riesgo de que sean víctimas de algún ataque informático. Sin embargo, en los últimos años ha habido un aumento en robos cibernéticos mundialmente. En 2017, un estudio realizado por Javelin Strategy & Research reveló que en Estados Unidos los robos por fraude a consumidores ascendieron a más de $16MM.

Estos criminales cibernéticos usualmente dirigen la mayoría de sus esfuerzos a los usuarios, ya que, por lo general, ellos son menos conscientes de los riesgos y, por lo tanto, no son tan cuidadosos. Debemos estar atentos y tomar las medidas de seguridad necesarias para prevenir ser víctimas de sus actos.

A continuación, mencionamos algunas medidas que podemos emplear para salvaguardar nuestra información financiera y prevenir estas situaciones.

  • Crear contraseñas robustas y no reusarlas en otras cuentas:
    Aunque suene difícil, debemos crear diferentes claves de acceso que sean únicas y complejas de descifrar. Esto es imprescindible ya que, de lo contrario, corremos el riesgo de que si se descubre una contraseña pueda ser utilizada para entrar en todas las demás cuentas, particularmente EN nuestras cuentas bancarias. Una herramienta útil, que facilita el trabajo de tener que recordar todas nuestras contraseñas y ayuda a generar nuevas, es un gestor de contraseñas o “password manager”. El “password manager” es una aplicación que se puede bajar a su aparato portátil o de escritorio. Esta herramienta guarda todas las contraseñas y hace “autofill” al ingresar a una app o a un sitio web, librándonos de la necesidad de recordar cada contraseña al solo tener que recordar una contraseña maestra.
  • No dar información confidencial: Muchos de los fraudes de hoy se producen por “phishing”. Los hackers  típicamente obtienen información confidencial de los usuarios por medio de correos que aparentan ser de una organización legítima, como instituciones financieras, pero que en realidad contienen un enlace a un sitio web fraudulento. En este sitio web, que aparenta ser genuino, usualmente requieren que se coloque información financiera y personal. Es preferible que, si recibe un correo o le solicitan seguir un enlace para cambiar sus datos de acceso de cuenta o revelar información sobre sus tarjetas, contacte al banco directamente para corroborar que sea fidedigno. Es inusual que un banco pida esta información por medio de un correo electrónico.
  • Revise sus estados de cuenta con regularidad: Es buena idea revisar sus estados de cuenta con regularidad para evitar que hagan transacciones fraudulentas sin su conocimiento. De esta manera, si notamos movimientos extraños podemos verificar con el banco y darnos cuenta a tiempo. Si no ingresamos regularmente a nuestra banca en línea, una buena opción que ofrecen los bancos son las notificaciones por mensaje de texto al teléfono celular. Al activar este servicio, podemos estar al día con nuestras transacciones y reconocer cualquier transacción sospechosa.
  • Asegúrese de que el sitio ofrezca un segundo factor de autenticación: Los sitios web que ofrecen un segundo factor de autenticación (2FA) son una opción más segura para sus clientes, ya que requieren múltiples partes de información antes de poder ingresar a la cuenta bancaria o al realizar una transacción.
  • Conectarse desde una red segura: Redes de wifi públicas o abiertas no son las más seguras y recomendables para ingresar y realizar transacciones en nuestra banca en línea, ya que no están cifradas. De ser necesario, se recomienda usar una red privada virtual (VPN) donde las comunicaciones sí son cifradas. Estos VPN se pueden bajar desde el internet o App store a su ordenador, móvil o tableta.
  • Cerciórese de que la dirección o URL sea segura: Antes de ingresar su usuario y contraseña en la página web del banco, verifique que la barra de direcciones se ponga de color verde, que aparezca una llave o candado cerrado, y que cuando ponga el cursor en el candado se despliegue un certificado de seguridad. Adicionalmente, cuando obtiene una conexión segura, la dirección web en la barra de direcciones debe mostrarse como “https://”, o sea con una “s”.
  • Utilizar programas de seguridad actualizados: Para proteger su computadora de ciberataques es importante instalar programas de seguridad y mantenerlos actualizados. Estos programas, como son los antivirus y antispam, previenen que su computadora se infecte de algún virus y que correos chatarra entren a su buzón de entrada.

Es una realidad que nuestras vidas son cada vez más dependientes de la tecnología, por lo que nuestra información personal se encuentra expuesta a más ataques cibernéticos. Aunque no exista la fórmula perfecta para estar 100% protegidos, debemos tomar conciencia de que existen estos ataques y seguir ciertas medidas básicas para evitar ser víctimas y pasar por un mal rato.

Fotos: Getty Images 

Artículo anterior

Una clínica que salvará vidas

Próximo artículo

10 preguntas (¡y respuestas!) sobre la gota

Ana Mae Arias de Altieri

Ana Mae Arias de Altieri