Viajes

Las rutas de otoño en New England

Es uno de los recorridos más pintorescos y agradables que se pueden realizar. Al menos una vez en la vida hay que disfrutar de este espectáculo de colores en uno de los lugares en donde más se puede apreciar.

A mediados de septiembre, en el hemisferio norte, se siente un cambio. Las tardes dejan de ser cálidas y las noches traen un aire diferente, más frío, que anuncia la nueva temporada. Es entonces cuando cae la primera hoja. Ya no es verde; se ha tornado amarilla. Y el árbol de donde viene ya no es verde: es rojo, morado, azul, marrón y magenta. Con ese viento frío llega el otoño, y con el otoño uno de los fenómenos naturales más hermosos de la tierra: el follaje otoñal.

La región más aclamada por este cambio es New England (Nueva Inglaterra), al noreste de los Estados Unidos, compuesta por los estados de Maine, Vermont, New Hampshire, Massachusetts, Connecticut y Rhode Island. Esta parte del país colinda con el océano Atlántico, al este; con Canadá, al norte, y con el estado de Nueva York, al sur. Cada año, cerca del 5 de octubre, los bosques, montañas y valles de esta región cambian por completo. El verde del verano se transforma en un arcoíris otoñal que luego cae y da la bienvenida al invierno. Estas son algunas de las rutas más hermosas para apreciar el follaje otoñal en los estados en los que más se aprecia el cambio: Maine, New Hampshire y Vermont.

Maine

Vista panorámica desde el Parque Nacional Acadia, ubicado en Mount Desert Island

Aunque ir por carretera es más rápido, manejando por las antiguas calles de New England desde Boston hasta Maine se disfruta el paisaje mucho más. Por un lado, el otoño en todo su esplendor, y por el otro, playas y vistas hermosas. El Essex Coastal Scenic Byway y el Coastal Byway (Route 1) atraviesan docenas de ciudades costeras como Gloucester y Salem (conocida por sus brujas) hasta llegar a Kennebunkport. Este pueblito es uno de los favoritos de la élite estadounidense y tiene cafés, galerías y restaurantes deliciosos. Maine es famoso por sus langostas y durante el otoño se obtienen algunas de las mejores. Las vistas desde Parson’s Way y Cape Arundel son impactantes: las olas chocando con las rocas y la espuma de mar volando por el aire. Otros sitios hermosos en este recorrido son Cape Elizabeth, con los típicos muelles y faros de la región, Georgetown, Rockland y Bar Harbor. De camino al Parque Nacional Acadia, ubicado en Mount Desert Island y que tiene algunas de las rutas para caminar más preciosas del país, es indispensable parar a comer en el histórico Moody’s Dinner, cerca de Freeport. El mejor lugar para dormir es Portland, si se prefiere una ciudad, o el 250 Main Hotel, en Rockland, si se prefiere algo más íntimo.

New Hampshire

Follaje de otoño en las montañas blancas de New Hampshire

Uno de los paseos más impresionantes es la carretera Kancamagus (Route 112), con más de 50 kilómetros de vistas hermosas. Es la ruta que sube a Mount Washington en las Montañas Blancas, donde hay muchos senderos con lagos y cascadas, como el Artist’s Bluff Trail, desde donde se aprecian las montañas Cannon y el lago Echo. Un plan más tranquilo es tomar el tren Mount Washington Cog Railway hasta la cima de la montaña, que toma alrededor de tres horas. Ahí supuestamente soplan los vientos más fuertes del mundo, por lo que recomiendan ir preparados. Hay tantos lugares para hacer senderismo que merece la pena quedarse aquí unas noches. Algunos lugares son el Omni Mount Washington Resort, en Bretton Woods, o el Wentworth, en Jackson.

Vermont

Vista aérea del follaje otoñal de Vermont en Stowe

La famosa Ruta 100 atraviesa este hermoso estado, serpenteando por pequeños pueblos y montañas que en solo unas semanas estarán cubiertas de nieve. Uno de los sitios más importantes es Killington, donde se pueden ver las hojas desde el aire en las góndolas de los resorts de esquí. Desde ahí es muy fácil manejar hasta el Green Mountain Byway, una ruta de 20 kilómetros entre Waterbury y Stowe, donde se aprecian mansiones coloniales y granjas de película. En el Mad River Valley hay muchísimas actividades: cosechar manzanas, cazar la cena y hacer zipline son solo algunas de ellas. En la montaña Equinox, cerca del río Batten, es muy popular la pesca de truchas. No muy lejos, en Quechee, está el famoso restaurante Simon Pearce. Algunos de los sitios más hermosos para hospedarse están en Vermont: el Woodstocker Inn (Woodstock), The Inn at Ormsby Hill (Manchester), Field Guide Lodge (Stowe) y The Inn at Round Barn, una granja donde pasar la noche.

La mejor manera de conocer New England durante el otoño es en automóvil, manejando por los pueblitos de New England, pasando por los graneros de color rojo, las granjas blancas, las iglesias con sus torres y las plazas con ladrillos de terracota. La forma más eficaz de alquilar es a través de RentalCars.com, donde se encuentran los mejores precios. Lo ideal es tomar el automóvil directamente en el aeropuerto. La sociedad en Estados Unidos depende mucho de los autos y es sencillo aparcar en cualquier sitio, ya sea ciudad o parque nacional. Algunos hoteles en las ciudades más grandes, como Boston, cobran por estacionarse por noche, pero en la mayoría de los pueblos más pequeños esto no es un problema. Para acceder a esta región hay muchos aeropuertos pequeños donde puede conectarse, aunque la mejor opción es volar directamente a Boston y manejar desde Massachusetts.

Cual sea el destino y las rutas que escojas, esta temporada en New England estimula todos los sentidos. Verás el arce transformarse en rojo, el cornejo en morado, el abedul en dorado y el nogal tornarse bronce. Caminando por los senderos sentirás las hojas crujir en tus botas y olerás el aire puro de la montaña. No pases la oportunidad de comer (y cosechar) manzanas, calabaza, arándanos y tomar cidra fresca. Y es posible, muy posible, que además de ardillas escuches venados, alces, osos y —en la costa— ballenas.

Datos curiosos:

  • En 1620, un buque británico llamado Mayflower transportó a los primeros peregrinos que habitaron estas tierras. Se establecieron en Plymouth, cerca de la costa de Massachusetts.
  • La mejor época para visitar New England es desde mediados de septiembre hasta finales de octubre. En noviembre ya las hojas han caído casi todas, especialmente en Maine, New Hampshire y Vermont, y se pierde la magia.
  • Durante el verano, los sitios más hermosos para visitar son Cape Cod (Massachusetts), Newport (Rhode Island) y Bar Harbor (Maine).
  • Este mapa https://weather.com/maps/fall-foliage sigue paso a paso el cambio de color durante el otoño para asegurar una visita hermosa a esta región.
Artículo anterior

Un Panamá de aventuras  

Próximo artículo

Más allá de la discapacidad

Ernesto Méndez Chiari

Ernesto Méndez Chiari

Autor, consultor, diplomático y trotamundos panameño. Ernesto fue consultor en Pizzolante (Madrid) y en Sumarse apoyando el Pacto Global de Naciones Unidas en Panamá. Comenzó su carrera como diplomático en el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Comercio e Industrias. Su proyecto El Brunch Blog es una plataforma de comida, cultura gastronómica y viajes. Ernesto estudió Advanced Management en Yale University, tiene un MBA de IE Business School en España y es licenciado en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales con concentración en Comunicación Multicultural por Saint Louis University. Habla 5 idiomas, ha viajado a más de 65 países y fue voluntario en los Juegos Olímpicos de Beijing cuando estudió en China.