Cuerpo y Alma

Viendo más allá cambia vidas

¿Se ha preguntado alguna vez qué pasaría si, por un accidente, usted o uno de sus familiares perdieran la vista debido a un daño irreversible en sus córneas? La vida, definitivamente, no sería la misma. Por esta razón, desde hace casi 20 años se creó en nuestro país el Banco de Ojos del Club de Leones de Panamá, para suministrar córneas a todas la personas que, por algún motivo, han requerido de un transplante de córneas que les permita volver a ver.

El transplante de córnea es un tema, muchas veces silente por su naturaleza, la cual requiere de un máximo de discreción y profesionalismo. Para lograr una mejor comprensión y efectividad en la divulgación de una realidad que toca a la puerta de muchos hogares panameños y que, a la vez, aprender cómo podemos ayudar, ahondamos en este interesante tema.

La córnea es la membrana más externa del globo ocular, del tamaño de una moneda de diez centavos. Por su ubicación en el ojo, la córnea puede sufrir daños ocasionados por traumas, es decir golpes o accidentes, o también se puede ver afectada por infecciones, degeneraciones y otras enfermedades que provocan la pérdida de la visión.

Lo principal que debemos hacer para evitar daños o enfermedades en las córneas es mantener una buena higiene ocular, tomar medidas de prevención en el trabajo, tratar de evitar accidentes, usar lentes de protección en aquellas actividades peligrosas y tratarnos las infecciones a tiempo.

El transplante de córnea… ¿En qué consiste?
El trasplante de córnea es una operación mediante la cual se sustituye la córnea enferma de una persona por otra córnea sana, extraída de la persona donante. Este procedimiento se lleva a cabo cuando la córnea ha sufrido un daño irreversible.

Si usted necesita o conoce al alguien que requiera un transplante de córnea, lo indicado es contactar al Banco de Ojos o a través del centro de salud en el cual se esté atendiendo. El Banco de Ojos suministra córneas, a través de los hospitales públicos y clínicas privadas, a todas las personas que, por algún motivo, padezcan de algún trastorno en la córnea que requiera de un trasplante corneal. Por otro lado, es interesante saber que en el Banco de Ojos también se brinda ayuda a personas con otros problemas visuales, mediante el aporte de estudios de refracción, campañas de detección de glaucoma, retinopatía diabética y cirugías de cataratas realizadas a personas de escasos recursos, en la sede de la Clínica Oftalmológica Felipe E. Motta.

¿Cuántas personas se han beneficiado de un transplante de córnea?
Desde su creación, en 1985, el Banco de Ojos del Club de Leones ha brindado la oportunidad de recuperar la visión a más de 3,000 panameños. Anualmente se hacen aproximadamente 150 transplantes de córneas sanas, haciendo posible la maravilla de la recuperación de uno de nuestros sentidos más apreciados como lo es la visión.

¿Cuánto cuesta?
El costo de un transplante de córnea es de aproximadamente B/.2,500. Sin embargo, éste se realiza en forma gratuita en instituciones públicas como el Hospital Santo Tomás, el Hospital del Niño y la Caja de Seguro Social. Las clínicas especializadas en el sector privado contribuyen al Banco de Ojos con donaciones.

En cuanto a la calidad de las córneas, la labor que se realiza en el Banco de Ojos siempre ha sido excelente, llevándolo a ser considerado como uno de los Bancos con mejor estándar de calidad en la región, tanto por su funcionamiento como por el procesamiento de los tejidos que ahí se dan. Técnicamente, está dotado de todos los instrumentos y equipos necesarios como el microscopio especular electrónico, para garantizar una correcta evaluación y procesamiento del tejido corneal. Adicionalmente, cada córnea donada, antes de ser implantada en otra persona, es sometida a rigurosas evaluaciones que incluyen pruebas de HIV y hepatitis.

Viendo más allá y haciendo una diferencia
Todos, sin excepción, podemos contribuir a esta hermosa labor, creando la conciencia de donación de órganos a la hora que nos toque morir, expresando nuestra voluntad de donar al obtener nuestra cédula de identificación, nuestra licencia de conducir, nuestra identificación del Seguro Social o mediante un formulario especialmente diseñado para este propósito y disponible para todos en las instalaciones del Banco de Ojos. Recordando, igualmente, a la hora que fallecen nuestros familiares hacer cumplir su voluntad y llamar oportunamente para realizar la extracción corneal.

Si quieres trascender un poco más allá de nuestra muerte y realizar un último acto de buena voluntad para brindar a otro la oportunidad de recuperar el tesoro de la visión perdida, o si quieres participar con tu aporte personal o económico, te invitamos a que aclares tus dudas y te pongas en contacto con el Banco de Ojos del Club de Leones de Panamá, a los teléfonos 226-7069 o 226-1657, o mediante el correo electrónico bojospma@cableonda.net. Recuerda que siempre habrá alguien a quien tu luz le puedas dar. ¡Dona tus órganos!

Artículo anterior

La admisión de latinoamericanos en universidades extranjeras

Próximo artículo

Solidaridad y dicha

Dr. Miguel F. Wong

Hermano León y Director Médico del Banco de Ojos en servicio voluntario.