Cultura y Gastronomía

Un museo para todos

De izquierda a derecha: Coqui Calderón, Denise Kardonski, Elda Sansón de Maduro y Analida Lewis.

El Museo de Arte Contemporáneo tiene una nueva imagen y cuenta con una colección de alrededor de 700 obras como pinturas, esculturas y fotografía de artistas nacionales e internacionales. Su prioridad es democratizar el acceso al arte para mejorar la calidad de vida de los habitantes de Panamá a través de la educación y ser una plataforma para el diálogo sobre la cultura panameña contemporánea.

En los años 60, un grupo de artistas y amantes del arte se unieron para crear PANARTE, un instituto panameño para exhibir obras de artistas locales. En 1983, en la edificación que anteriormente era un templo masónico, establecieron el Museo de Arte Contemporáneo de Panamá (MAC), siendo el primero y único hasta la fecha.

Mantener el arte no es una tarea sencilla, ya que implica costos, esfuerzo y trabajo. Sin embargo, en los últimos años una serie de cambios acontecidos en el MAC, incluyendo una nueva composición de la junta directiva, le han brindado un giro positivo que ha incrementado considerablemente el número de visitantes y vaticina mejores días para la institución.

¿Qué está cambiando?

Luz Marie Bonadies, directora ejecutiva del MAC.

Luz Marie Bonadies, directora ejecutiva del MAC, nos cuenta cuál ha sido la receta en el camino de innovar para reposicionarse. “Las decisiones que hemos tomado han sido basadas en recolección de datos, encuestas, conversaciones con cada uno de los artistas, para saber sus pensamientos y cómo le sirve el museo a la comunidad artística, y eso nos ha permitido crear este pequeño mapa, a lo que yo llamo ecosistema, que es prioridad fortalecer, hacerlo crecer y que todos los involucrados que forman parte de él lo entiendan”, afirma.

Siendo punto de referencia del arte contemporáneo a nivel nacional, el MAC está logrando avanzar mediante el estudio y un mapeo de los actores culturales y artísticos de Panamá. Así, basándose en investigaciones y data que determinaron que el MAC está en el corazón del motor que mueve el ecosistema artístico, sumaron más actores y se mejoraron las instalaciones para poder contar con la infraestructura adecuada que permitiera albergar más exposiciones de calidad internacional.

En los últimos años se logró presentar una oferta cultural que resultó en un incremento de visitantes de 109% del año 2016 al año 2017. Y para este año se vaticinan aún mejores resultados: mientras que el año pasado cerraron con más de 10 mil visitantes, esperan concluir el 2018 con 20 mil visitas, esto atrayendo al público a través de un programa cultural y educativo de exhibiciones artísticas.

Estos resultados no son casualidad. Están directamente relacionados con un equipo comprometido, un cambio generacional y el compromiso de una junta directiva a la vanguardia que impulsa los planes necesarios para hacer realidad esta nueva etapa.

Y es que hasta el arte necesita medirse para ser eficaz, por lo que el primer paso de la nueva administración se enfocó en realizar consultorías de procesos, funciones y tener mejores prácticas tomando ejemplos de museos de la región como en Colombia y Costa Rica, basándose en visitas y alianzas que se han realizado en los últimos meses.

Esto ha ido de la mano con nuevas ofertas de capacitación ofrecidas por el MAC a profesores de la Universidad de Panamá, con el objetivo de preparar el camino para que haya curadores panameños, lo que ha sido posible gracias al apoyo del Instituto Nacional de Cultura (INAC). También ahora es usual la organización de conversatorios y talleres para incentivar la creación artística y la profesionalización del sector, así como la capacitación a los artistas.

Sala expositiva durante la exhibición TRUEQUE: Una puesta en relación. Obras en la imagen por: Cisco Merel, Carlos Cruz-Diez e Ignacio Esplá.

Un despertar cultural

El enfoque actual del MAC de ofrecer una buena experiencia al visitante es algo sencillo para el espectador, pero requiere un efectivo trabajo tras bastidores. Algunas de las novedades que podrá encontrar al visitar sus instalaciones son el adecuamiento de un espacio con acceso a Wifi para trabajar en su computadora, tomar un café o un refresco.

Sede del MAC Panamá, ubicado en Ancón

Otro punto importante ha sido la geolocalización. “Uno de los temas principales, cuando iniciamos las encuestas, es que el museo no tenía una localización céntrica. Había una barrera física, pero nos dimos cuenta de que era un tema de percepción y una barrera mental”, nos cuenta Bonadies. Para solucionarlo, lo colocaron visible en las aplicaciones de Waze y Google Maps,  además de que confeccionaron banderolas y señalizaciones visibles. También cambiaron la línea gráfica y la comunicación actual es más abierta. “Queremos que el público entienda cómo esas obras de arte les servirán para ser mejores personas y ciudadanos a través del arte contemporáneo, como en la mayoría de los museos del mundo”.

También la presencia del MAC en las redes sociales ha logrado crecer todas las semanas de forma orgánica. Parte de este crecimiento se ha dado por la comunicación abierta que busca acercar a nuevas audiencias al museo, ofreciendo una programación pública que incluye múltiples disciplinas artísticas como cine, música, teatro, conversatorios, entre otros.

Renovaciones físicas

Por simple matemática, para que algo sea exitoso hay que invertir en ello. Así que a la par que se trabajaba en innovaciones dentro de la parte cultural, se procedió a desarrollar un plan sostenible de levantamiento de fondos. Examinando las cifras en detalle, el 60% de los ingresos del MAC provienen de eventos privados, como la gala y la subasta benéfica, cuyo fin además de recoger donaciones tiene propósitos educativos, para que las personas conozcan y valoren el arte que se llevarán a casa. El resto de la operación viene de patrocinadores, y subvencionan su programa público y cartelera de exhibiciones con fondos del Estado.

Entre las mejoras necesarias que se han podido realizar están el cambio del piso, paredes e iluminación adecuada para poder albergar exposiciones de nivel internacional, de esas que viajan por todo el mundo. Esta inversión les ha permitido poder presentar una cartelera artística más globalizada, pero con temas relevantes para Panamá.

Muestra de esto es STRATA, Rocas Polvo, Estrellas, una exposición multisensorial con piezas interactivas, imágenes en movimiento y nuevos medios que explora la relación simbiótica entre arte, ciencia y tecnología a través de las obras de un grupo de reconocidos artistas contemporáneos nacionales e internacionales. Esta exposición es actualmente exhibida en el MAC.

Visita de niños a la exposición STRATA. Obra por Ryoichi Kurokawa.

Cultura a través de la educación

Para relacionar la cultura y la educación a través del museo Bonadies puntualiza que “el arte se convierte en una herramienta para ver temas mucho más profundos e importantes para la comunidad y el país con un programa educativo diseñado para crear un pensamiento crítico y abstracto desde la infancia”.

Por su parte, Débora G. de Santana, coordinadora de Educación del MAC, afirma que el museo es un lugar para aprender y dialogar, con la intención de que las personas que van a las exposiciones salgan con información, curiosidad, creatividad, conocimiento en su día a día, “que no sea una visita vacía, sino completa, que se cuestionen”.

Todos los jueves, el museo cuenta con un horario extendido para jóvenes y adultos, en el cual los asistentes pueden,además de visitar la exposición, disfrutar de actividades gratuitas recreativas que van desde charlas y conversatorios con expertos hasta recorridos guiados con los artistas de la exposición o performances.

Visita guiada con el curador Gerardo Mosquera durante la exposición LARA

Los fines de semana también se realizan conversatorios, mercados y conciertos, pero la programación se centra más hacia las familias con niños, ofreciendo una guía gratuita llamada Minidetectives del Arte, mediante la cual se incita a los más pequeños a encontrar pistas en las obras de la exposición con el fin de enseñarles a leer las fichas técnicas de cada pieza y reflexionar sobre el mensaje o investigación del autor.

La coordinadora de los programas educativos nos explicó el ejemplo de la exposición actual STRATA, que al hablar de la degradación del ambiente por el ser humano es una buena oportunidad para explicarles a los niños lo malo que se le hace al planeta, con un lenguaje divertido que genere curiosidad y que no lo vean como algo aburrido, todo esto a través de obras de arte contemporáneo.

Todas las semanas al MAC asisten estudiantes de 20 escuelas públicas, como parte de un convenio con el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES). El día de la entrevista, había un grupo de estudiantes de Fe y Alegría y participaron de sus talleres de arte con visitas guiadas y al final desarrollaron actividades relacionadas con lo que vieron en la exposición. Se podía ver en sus rostros el interés que mostraron durante la muestra al recibir información por parte de los guías del museo.

Los planes para el año entrante son continuar con la mejora de las salas y espacios para marqueterías, expandir el taller para niños y abrir otro espacio para la colección permanente. En enero se renovará la recepción a fin de hacerla más atractiva y cómoda. Además, para el próximo año entre las exposiciones que tienen planificadas habrá un montaje de obras del maestro Carlos Cruz-Diez, uno de los principales representantes del arte cinético del mundo, y una programación basada en temas relevantes para la celebración de los 500 años de la ciudad de Panamá.

Definitivamente, aunque el MAC Panamá de hoy es una criatura completamente distinta a la que nació en los años 60, la inspiración de promover el arte en nuestro país sigue intacta desde sus inicios, solo que ahora cuenta con nuevas herramientas y protagonistas que nos permiten acariciar el sueño de que nuestro país realmente pueda contar con mejores ofertas culturales al alcance de todos.

Datos de interés:

Horario:

Martes a domingo: 10:00 a.m. a 5:00  p.m.

Jueves: 10:00 a.m. a 8:00 p.m.

Dirección: Ave. de los Mártires con calle San Blas

Teléfono: 262-8012

www.macpanama.org

 

Foto de la Junta Directiva: Francisco Málaga 

Fotos cortesía del MAC

Artículo anterior

Cuando tu cuerpo está en tu contra: Las enfermedades autoinmunes

Próximo artículo

De Panamá para el mundo

Sofia Miranda

Sofia Miranda